Adiós, muñeca – Farewell, my lovely – Raymond Chandler


Chandler, Raymond (1940). Adiós, muñeca. Título original: Farewell, my lovely, Traducción: José Luis López Muñoz, Madrid, 2001. Alianza Editorial, S. A. 294 p. ISBN: 978-84-206-7233-5

Coincidiendo con el cincuenta aniversario de la muerte de Raymond Chandler no quería dejar pasar esta ocasión sin leer algunas de sus novelas más significativas. Como posiblemente se haya repetido hasta la saciedad Chandler forma junto con Dashiell Hammett y Ross Macdonald los tres pilares sobre los que se asienta la novela policíaca norteamericana.

He elegido, de forma un tanto arbitraria si se quiere, tres de sus novelas más representativas para leer este año. Adiós, muñeca (Farewell, My Lovely, 1940), La hermana pequeña (The Little Sister, 1949) y El largo adiós (The Long Goodbye, 1954).

Sin saber muy bien dónde me metía acabo de terminar la primera de ellas, Adiós, muñeca, en la traducción de José Luis López Muñoz. Lo primero que echo en falta en la edición de Alianza Editorial es que carezca por completo de notas, tan necesarias en un texto de este tipo, para acercarlo al lector español. Buscaré una versión original para volver a leerla y, en la medida de mis posibilidades, intentaré hacer las notas que considero tan necesarias.

Adiós, muñeca (1940) es la segunda novela de Chandler y de ella destacaría sus metáforas, su galería de personajes esperpénticos, entre los que destaca la figura de Moose Malloy, y su riqueza lingüística como destaca la muy interesante tesis doctoral de Elena González-Cascos Jiménez, titulada La conversión gramatical en la obra de Raymond Chandler(1998).

Tengo entendido que esta novela era la favorita de Chandler y ha sido considerada por algunos críticos como la mejor de ellas. Al igual que su primera novela, Adiós muñeca tiene su origen en varias historias cortas aparecidas en Black Mask. En concreto Try the girl, The man who liked dogs y Mandarin’s Jade. Lo que puede explicar que su estructura, en opinión de algunos, sea algo desarticulada, aunque la trama está muy bien construida.

Entre sus personajes grotescos destaca la figura del gigantón Moose Malloy, un gangster recién salido de la cárcel. Marlowe lo encuentra accidentalmente en el Florian’s, un antiguo bar hoy convertido en garito para negros. Malloy busca en el Florian’s a su antigua novia, Velma, que trabajaba allí hace ocho años. Malloy mata al dueño del bar en su despacho.

El policía encargado del caso, un tal Nulty, es un racista que convence a Marlowe para que le haga su trabajo. Por un empleado de un hotel cercano averigua que la viuda del antiguo dueño del Florian’s, Jesse, vive. Gracias a ella consigue una vieja foto de Velma. Marlowe informa de esto a Nulty.

Una segunda línea argumental empieza cuando un tal Lindsay Marriott llama a Marlowe para encargarle un trabajo; pagar un rescate de $8000 para recuperar un collar de jade. Acuden juntos al punto de encuentro, pero nadie aparece. Cuando Marlowe intenta averiguar lo que pasa es golpeado y pierde el conocimiento. Al despertar se encuentra con Anne Riordan y juntos descubren el cuerpo sin vida de Marriott. Marlowe registra los bolsillos de Marriott y encuentra marihuana. Marlowe oculta este dato al eficiente Randall, que reemplaza a Nulty en este caso.

Anne espera a Marlowe al día siguiente en su oficina con la noticia de que el collar pertenece a la señora de Lewin Lockridge Grayle. Anne ha convencido a la Sra Grayle para que contrate a Merlowe. Llegado a este punto las dos historias empiezan a converger cuando averiguamos que el Sr. Grayle es el propietario de la cadena de radio KFDK, en donde cantaba Velma, la novia de Malloy.

No quiero continuar con el argumento. Léanla ustedes. Nos encontramos ante una magnífica novela, todo un clásico, de lectura imprescindible no sólo para los amantes del género, sino para todo el mundo.

Advertisements

5 thoughts on “Adiós, muñeca – Farewell, my lovely – Raymond Chandler

  1. >Nunca he podido olvidar aquello de que Iniciativas Malloy pasaba tan desapercibido como un tarántula en un plato de nata, y a partir de ahí todo lo demás. Una novela genial.Saludos

  2. >William Marling,Ph.D., considera que esta es la más literaria de las novelas hard-boiled. Señala precisamente este párrafo: Moose Malloy "looked about as inconspicuous as a tarantula on a slice of angel food", un magnífico contraste entre lo blanco y lo negro, lo comestible y lo venenoso, que además nos recuerda a Dickens en Great Expectations, en donde una araña sale del pastel de bodas de las Sra. Havesham, según el citado profesor de literatura inglesa.Un saludo

  3. >Efectivamente José Ignacio, una feliz coincidencia. Vi tu artículo el otro día, pero ya estaba terminando el mío y no quería influenciarme, así que no he venido a leerlo hasta hoy.Leí Adiós, muñeca hace tiempo y apenas lo recuerdo, ahora he disfrutado enormemente con La dama del lago y un poco menos con El lápiz que me ha parecido un poco artificial. Por cierto, en este relato tiene un papel destacado Anne Riordan.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s