Cuentas pendientes – Juan Madrid

Madrid, J. Cuentas pendientes. 1995. Ediciones B. Zeta Bolsillo. Barcelona. 1ª edición: abril 2009. 208 p. ISBN: 978-84-9872-071-6.

Cuentas pendientes (1995) es la quinta entrega protagonizada por Antonio Carpintero, alias Toni Romano, ex boxeador y ex policía en paro que sueña con marcharse a Río de Janeiro y quitarse la barriga con una liposucción. Venancio, un antiguo compañero, le ha ofrecido trabajo en la seguridad de un hotel en Copacabana.

Con sus últimas mil pesetas Toni le ha comprado una maquinilla de afeitar a pilas al Nené por su cumpleaños. Sospecha que puede ser su hijo. El Nené es hijo de la Charo, una antigua novia que, en su juventud, cantaba boleros y se hacía llamar La Reina de la Melodía. Un día Charo le dejó, tuvo a Nené, dejó de actuar y puso una pensión que fue decayendo por la mala fama del barrio. Ahora sólo tiene como huésped fijo a un amigo de Toni que se hace llamar profesor Sibelius y cuya única aspiración es trabajar como ilusionista en los cabarés.

Toni espera encontrar a Nené en el bar de Inchausti, cuando coincide con Ventura, otro ex policía, que, enterado de su situación, le ofrece doscientos billetes por un trabajo sencillo: entregar una cartera en una urbanización de lujo. A Toni no le lleva mucho tiempo abrir la cartera con el cortaúñas y descubrir que dentro sólo hay mucho dinero. De regreso Ventura no cumple su palabra, le da sólo cincuenta mil pesetas y le despide. Toni busca la casa de Ventura para reclamarle el resto de la deuda y cuando se vuelve a encontrar con él se lleva una sorpresa, el chico que acompaña a Ventura es Nené. Después de varias peripecias Toni vuelve a localizar a Ventura y le tumba de dos puñetazos. En la refriega no se da cuenta de que le golpean y le dejan tirado en la calle.

Al día siguiente se despierta en su casa con una resaca monumental. Está vestido y tiene la camisa cubierta de sangre. Lo último que recuerda es que estaba jugando en el garito de Lucas ganado partida tras partida. En esto se presenta la policía y le acusan de haber matado a Ventura. A partir de aquí no puedo continuar sin desvelar el final.

Juan Madrid (Málaga, 1947) se licenció en Historia por la Universidad de Salamanca. Ha trabajado como periodista y guionista de cine y televisión, además de ejercer como escritor. En la actualidad, desempeña algunas labores docentes relacionadas con la escritura y el cine, en países como España (en Hotel Kafka, de Madrid), Francia, Italia, Argentina y Cuba, donde enseña en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños de Cuba. Varias de sus novelas han sido llevadas al cine, tales como Días contados (dirigida por Imanol Uribe) o Tánger, dirigida por él mismo.

Juan Madrid está considerado el más fiel seguidor de los patrones de la novela negra americana. En cierta ocasión su amigo Manuel Vázquez Montalbán, a quien por cierto le dedica este libro, dijo que en España hay tan pocos escritores de novela negra que Juan Madrid es uno de los dos.

Su estilo es directo y conciso, sin concesiones a la galería. Pero para mi gusto Cuentas pendientes resulta excesivamente esquemática y superficial, no me ha gustado. No se si con esta serie pretendía hacer una pequeña crónica de la transición, pero creo que le ha salido un producto con un trazo excesivamente grueso y con personajes tan esquemáticos y simples que resultan muy poco creíbles.

Más información sobre Juan Madrid en:

%d bloggers like this: