Richard Rogers + arquitectos

En CaixaForum Madrid, Paseo del Prado 36, se puede visitar la exposición Richard Rogers + arquitectos De la casa a la ciudad, hasta el 18 de octubre de 2009.

El arquitecto británico Richard Rogers ha sido calificado a menudo como el último humanista por su voluntad de crear espacios públicos capaces de englobar la diversidad y complejidad del mundo actual, y también de contribuir a nuevas formas de vida colectiva.

Juan Muñoz. Retrospectiva

La exposición que el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía dedica a Juan Muñoz (Madrid, 1953-Ibiza, 2001) es la retrospectiva más completa realizada hasta el momento sobre el artista. La muestra se compone de más de cien obras, algunas de las cuales se exhiben por primera vez. Numerosas esculturas, dibujos, escritos, obras sonoras y piezas radiofónicas ocupan diversas salas, el Jardín Sabatini, y sorprenden al espectador por otros espacios del museo, como escaleras, pasillos y la terraza sobre este jardín.

Juan Muñoz es un referente en la renovación de la escultura contemporánea internacional. Los dieciséis años que median desde 1984, fecha de su primera exposición individual, hasta 2001 en que realiza su última obra, le permiten crear un corpus artístico de una excepcional narratividad. En su obra existe una gran tensión entre los espacios irreales y los tangibles, con referencias al mundo de la magia, la ilusión y el teatro. Sus figuras, entre las que se encuentran acróbatas, enanos, bailarinas y personajes orientales, poseen una presencia física extraordinaria y en ellas el silencio y la soledad adquieren un especial protagonismo. La incomunicación es un elemento recurrente en su creación artística, como en su serie emblemática ‘Escenas de conversación’. En ella, diversas figuras humanas con base esférica interaccionan entre sí.

Juan Muñoz recibe en 2000 el Premio Nacional de Artes Plásticas. En junio de 2001 es el primer artista español que exhibe su obra en la Sala de las Turbinas de la Tate Modern de Londres. Double Bind (Doble vínculo, 2001) fue la obra expuesta y su última creación, considerada además su obra cumbre. En ella profundiza en la idea de que ‘la obra es tanto la solución como su búsqueda’. Juan Muñoz moría dos meses después en la cima de su carrera a los 48 años, poco antes de inaugurarse su retrospectiva en el Hirshhorn Museum de Washington.

http://picasaweb.google.es/s/c/bin/slideshow.swf

Matisse 1917 – 1941

Hasta el 20 de septiembre se puede visitar la exposición Matisse en el Museo Thyssen de Madrid. Estuve viéndola el miércoles de esta semana y merece la pena.

La trayectoria de Matisse (1869 – 1954) se suele dividir en tres períodos: el primero se extiende hasta 1917, el segundo desde 1917 hasta 1941 y el tercero desde 1941 hasta su muerte. La presente exposición se circunscribe al período intermedio, el menos conocido de los tres.

A partir de 1917 y con la perdida de clientes, especialmente rusos, que supuso la Gran Guerra, Matisse entendió que debía abandonar su etapa de grandes murales y trasladar sus investigaciones al campo de la pintura de caballete. Para ello decidió trasladarse a Niza, ciudad que le brindaba unas condiciones perfectas de luz natural y además estaba lo suficientemente lejos de Paris como para no relacionarse con la vanguardia parisina de entreguerras y así poder centrase en sus investigaciones pictóricas.

La primera parte de la exposición, titulada “Pintura y tiempo” recoge las obras realizadas en los primeros años de su retiro en Niza, donde el motivo dominante es la ventana (paradigma pictórico desde el Renacimiento) por medio de la cual Matisse experimenta y plasma distintos tipos de luz tanto exterior como interior, como se puede ver en “Habitación en el Beau-Rivage” donde gracias a la ventana experimenta con la luz interior, con la de fuera e incluso con su reflejo en el agua.

La segunda parada del recorrido es “Paisajes, balcones y jardines” y se centra en la exploración del espacio exterior generalmente desde un balcón o un interior, gracias al cual Matisse puede encuadrar el paisaje representado y subrayar la distancia del horizonte con obras como “Carnaval en Niza” donde la influencia impresionista se fusiona con su personal estilo creando una perspectiva perfecta simplemente a base de pinceladas.

“Intimidad y ornamento” forma el tercer núcleo de la exposición, y en el podremos disfrutar de los interiores de Matisse, llenos de detalles, en los que integra a la figura femenina en el espacio de tal modo que pasa a formar parte intrínseca de él, como en su “Lectora y velador”.

Precisamente siguiendo esta idea la muestra plantea un cuarto apartado titulado “Figura y fondo”, en el que se plasma el interés de Matisse en las representaciones humanas en relación con el fondo sobre el que se colocan, y nos muestra composiciones en las que un fondo bidimensional convive en armonía con la corporeidad de las modelos representadas en él, en obras como “El biombo moruno” de un preciosismo inigualable.

En las últimas salas de la exposición se presenta un intenso dialogo entre las piezas escultóricas, los dibujos y las pinturas en torno al tema del desnudo y podemos apreciar como gracias a la practica escultórica, Matisse solucionaba problemas pictóricos y formales con el fin de perfeccionar al máximo su dibujo, como podemos ver en los también expuestos, “Temas y variaciones”, un conjunto de blocks pintados a mano alzada en los que Matisse repite el mismo motivo perfeccionando cada vez más sus trazos hasta conseguir la línea justa en longitud, forma y relación con el resto de trazos para lograr así un dibujo perfecto.

Las piezas que forman esta muestra, proceden de más de cincuenta museos y colecciones particulares de todo el mundo y muchas de ellas no se han visto antes en nuestro país.

FICHA DE LA EXPOSICIÓN
Título: Matisse: 1917-1941
Fechas: Del 9 de junio al 20 de septiembre de 2009
Organiza: Museo Thyssen-Bornemisza
Comisario: Tomàs Llorens
Comisaria técnica: Paula Luengo, Área de Consevación del Museo Thyssen-Bornemisza
Número de obras: 74
Publicaciones: Catálogo con ensayos de Tomàs Llorens y cronología de Paula Luengo. Editado
en español con apéndice en inglés.
Página web: español e inglés.

Visita virtual

Still Walking

Estrenada el 5 de junio de 2009, fui a verla con Begoña el viernes 10 de julio ante la falta de películas más atractivas en la cartelera. La verdad es que no me apetecía mucho dada la tradicional lentitud de las películas orientales y de las japonesas en particular. Es verdad que la película puede resultar algo lenta en ocasiones y además no pasa nada, pero la historia termina resultando atractiva y tengo que reconocer que me gustó.

La película transcurre en un plazo de 24 horas. Un día de verano los Yokohama reciben la visita de sus dos hijos, chico y chica, con sus respectivas familias. Celebran una reunión familiar en conmemoración de la trágica muerte del hermano mayor, Junpei, ahogado hace ahora quince años, al intentar salvar la vida de otro muchacho. La relación entre las dos generaciones es tensa. El padre Kyohei (Yoshio Harada), un médico jubilado, no esconde su frustración con su hijo vivo Ryota (Hiroshi Abe), un restaurador de obras de arte sin empleo fijo.

No ocurre nada importante. El tiempo se pasa realizando actividades domésticas, preparando la comida, jugando con los niños…etc. Kyohei se mantiene al margen; escondido en su despacho pretende estar ocupado. Ryoto a quien no le hacía mucha ilusión esta visita, está resentido por la actitud de su padre hacia su trabajo y por la frialdad con la que es recibida su mujer Yukari (Yui Natsukawa), viuda y con un hijo, Atsuchi (Shohei Tanaka), de su anterior matrimonio. La fotografía del fallecido Jupei preside la casa familiar de los Yokohama recordando a Ryoto que nunca estará a la altura de Junpei, el favorito de su padre.

Ryoto también se da cuenta de que no eran las mismas las expectativas de sus padres con su hermana Chinami (You); su vida con su marido (Kazuya Takahashi), un vendedor de coches, y sus dos hijos queda al margen de este conflicto. Cuando el muchacho al que Junpei salvó la vida se presenta de visita, es fruto de continuas burlas por su gordura y su falta de ambición. Viejos resentimientos afloran en la madre Toshiko (Kirin Kiki). Cuando Chinami y su familia se van queda claro que Ryoto hubiera preferido no pasar la noche en casa de sus padres.

Still Walking es fruto de las conversaciones que su director Hirokazu Koreeda mantuvo principalmente con su madre poco antes de la muerte de sus padres.

Hirokazu Koreeda (Tokio 192) es licenciado por la facultad de Literatura de la Universidad de Waseda. Empezó a trabajar en una importante productora de televisión, donde dirigió numerosos documentales premiados internacionalmente. Su filmografía comprende: Maboroshi no hiraki (1994), Wandafuru raifu (Después de la vida/Alter life) (1999), Distance (2001), Nadie sabe (2004), Hana (2006) y Aruitemo aruitemo (Still walking) (2008).

Mi Puntuación: 7/10

Perfil Asesino

Perfil Asesino es la tercera novela de John Connolly protagonizada por Charlie “Bird” Parker. Parker es en la actualidad un detective privado que pretende llevar una vida tranquila en Scarborough, Maine, en su intento por superar el brutal asesinato de su mujer y de su hija por el Viajante en Nueva York, cuando todavía era policía. Por ese motivo acaba de tomar la decisión de dedicarse únicamente a delitos de guante blanco.

Cambia de opinión cuando decide aceptar el caso que le presenta un importante hombre de negocios, ex senador por Maine, Jack Mercier. Mercier en nombre de un ex socio suyo, Curtis Peltier, le suplica a Parker que investigue el aparente suicidio de la hija de Peltier, Grace, ex novia de Parker en su juventud.

Grace Peltier trabajaba en ese momento en una tesis doctoral sobre los miembros de una comunidad religiosa, los Baptistas de Aroostook, desparecidos sin dejar rastro en 1964. En su investigación se había encontrado con otro grupo religioso, la Hermandad, dirigido en la actualidad por un charlatán, Carter Paragon.

Sin conexión aparente con este caso, se suceden varios crímenes y el hallazgo fortuito de una fosa común a orillas de un lago en el norte de Maine pone al descubierto un espeluznante asesinato en masa cometido hace más de treinta años. Tal vez los cuerpos pertenezcan a los Baptistas de Aroostook.

Tras un desagradable encuentro con el repulsivo señor Pudd, Parker acude a una extraña pareja formada por sus amigos Louis y Angel, y a su actual pareja Rachel Wolfe, psicóloga criminalista, para que le ayuden.

Como viene siendo habitual en Connolly la novela está salpicada con elementos sobrenaturales. Parker padece frecuentes apariciones de muertos, incluidos la de miembros de su familia. Esta percepción de la realidad puede resultar perturbadora sin llegar a ser fantástica. En general la novela cumple su propósito, se lee de un tirón y al finalizar uno se queda con ganas de continuar leyendo el resto de la serie.

John Connolly (Dublin, 1968) reside en Dublín y pasa parte del año en Estados Unidos, donde se desarrollan sus novelas. Entre las protagonizadas por Charlie Parker ha publicado:
Every Dead Thing (Todo lo que muere), 1999
Dark Hollow (El poder de las tinieblas), 2000
The Killing Kind (Perfil asesino), 2001
The White Road (El camino blanco), 2002
The Black Angel (El ángel negro), 2005
The Unquiet (Los atormentados), 2007
The Reapers (Los hombres de la guadaña), 2008
The Lovers (2009)

Más información en la página web de John Connolly

Perfil asesino
Título original: The Killing Kind (2001)
Autor: John Connolly
Traducción de Carlos Milla Soler
Tusquets Editores S. A.
Barcelona
1ª edición en colección Maxi: mayo 2009
ISBN: 978-84-8383-537-1
368 páginas